Templo Oración

En el Templo de Oración, Luz, Paz y Energía, los hermanos de la Orden del Temple oran para ayudar a todo aquel que lo solicite ante cualquier situación personal y/o colectiva.

Donaciones

Como Organización sin ánimo de lucro y de base religiosa, aceptamos donaciones que puedan hacer que nuestra labor continúe diariamente al servicio del Cristo.
(En muchos países este tipo de donaciones tienen deducciones fiscales).

Información Usuario

IP Address
3.238.116.201
United States United States
Explorador
Unknown Unknown
Sistema Operativo
Unknown Unknown

Su Hora

Música

module by Inspiration
Apocalipsis Marial (V)
Publicaciones Orden de Sion - Reflexiones Espirituales
Escrito por Yo Soy   
Domingo, 24 de Febrero de 2013 00:00

La misión de la Virgen (II)

El mismo Cristo decía en Heede: “Se prepararán cosas grandiosas, vengo pronto. Con un pequeño grupo de Elegidos, edificaré Mi Reino. Este Reino, vendrá como un relámpago, repentinamente, y no seréis confundidos. Yo recurro a mis Elegidos, que convergerán al mismo tiempo desde todas las partes del mundo y me glorificarán. Bienaventurados los que están preparados y me escuchan”.

 

Y María da instrucciones a sus hijos: “Lo que os pido, es austero y exigente. Creed en el amor que tengo para vosotros. Para ganar a batalla, debéis abrir  en grande vuestros ojos sobre el mundo donde pulula el peligro. Debéis amar, orar y actuar, luchar y morir con las armas en mano. Para progresar espiritualmente, debéis desterrar de vuestros pensamientos todo sentimiento hostil, todo resentimiento. Hace falta amar, el amor es el fruto perfecto del espíritu”. Para actuar en el espíritu de amor, hace alta que Dios esté verdaderamente puesto en vuestras conciencias, por eso no se puede alcanzar el amor sin Conocimiento. Amar, es ante todo servir, sin esperar ni descanso ni recompensa, es manifestar una fe indefectible, que da testimonio en permanencia, es cumplir con una misión Marial y Crística, es conquistar el Conocimiento de las cosas de Dios para trabajar mejor en Su Obra, y por consiguiente, es luchar, combatir, transformarse y entregarse totalmente a la Voluntad Divina.


Ser Hijo de María, ser devoto de María, es tener Conocimiento de Ella, de Su Reinado, de sus secretos y Arcanos, y sobre todo, como lo revela Grignion de Montfort, es hacer todas las cosas por María, con María, en María y para María. Esto conlleva una consagración particular a Jesús y María, que se renueva cada año y que produce un avance espiritual increíble; dice Montfort, que los siervos de María, tienen el camino más fácil, más cómodo y más rápido, porque la Virgen lo hace con ellos y sus méritos son infinitos.


(continuará)


Copyright. Orden de Sión+++

 
USER MENU