Templo Oración

En el Templo de Oración, Luz, Paz y Energía, los hermanos de la Orden del Temple oran para ayudar a todo aquel que lo solicite ante cualquier situación personal y/o colectiva.

Donaciones

Como Organización sin ánimo de lucro y de base religiosa, aceptamos donaciones que puedan hacer que nuestra labor continúe diariamente al servicio del Cristo.
(En muchos países este tipo de donaciones tienen deducciones fiscales).

Información Usuario

IP Address
3.238.116.201
United States United States
Explorador
Unknown Unknown
Sistema Operativo
Unknown Unknown

Su Hora

Música

module by Inspiration
Apocalipsis Marial (II)
Publicaciones Orden de Sion - Reflexiones Espirituales
Escrito por Yo Soy   
Miércoles, 20 de Febrero de 2013 00:00

2) El castigo ineludible. Si el mundo sigue como está y no se convierte. “El mundo no ha querido escuchar mi voz ni la de mi Hijo, por lo que la mano de Dios ya golpea a la humanidad con tremendos castigos”. Estáis en las vísperas de un cataclismo que alcanzará a la sociedad humana en general. Si Dios, en Su fuerza y sabiduría no pondría término, la humanidad entera sería destruida por las armas inventadas por los hombres.

Tremenda será la devastación de la Tierra, porque la humanidad ensuciada por el lodo del pecado, ha perdido el camino de Dios. El momento en que vais a vivir, será el más grave en la historia del mundo y de la Iglesia de Roma.

En Fátima, María le anunció a Lucía que “u conflicto espantoso explotará en la segunda mitad del siglo XX”, pero dijo también, “cuando veáis una noche iluminada por una luz desconocida, sabréis que es la señal dada por Dios, porque es próxima la perdición del mundo”.

Confirmación del aviso y castigo en Garabandal, pero con una precisión importantísima: “El mundo no será propiamente destruido, sino sustancialmente cambiado”. (En relación directa con la visión de Juan en Apocalipsis XXII: Ví un cielo y una Tierra nueva”.

En Ezquioga (Navarra), otra señal: “Cuando las mujeres no se distingan de los hombres en su manera de vestir, pensad que tenéis encima el fin de vuestro mundo. Durante el castigo, cinco días de comunismo y durante tres días caerá fuego y no amanecerá. Habrá terremotos empezando en el extranjero, después en España. El fuego destruirá las cosechas,  con lo que habrá un hambre terrible. Destrucción de París, Marsella, Barcelona, San Sebastián, Málaga. Habrá persecución cuando los comunistas se hagan dueños de España. Durará muy pocos días, pero arruinarán muchas partes de España a la que dejarán en completa miseria”.

Mucha guerra, mucha guerra, los Pirineos no han conocido otra igual. Pero la guerra será general. Aquí hace falta recordar la gran profecía del Cristo cuando comunicaba a sus discípulos los signos de Su retorno. (Mateo XXIV, Marcos XIII). “Habrá entonces una gran desolación, tal como no ocurrió desde el comienzo del mundo, y que no habrá nunca más. Y si estos días no fuesen abreviados, ninguna criatura subsistiría, pero por causa de los Elegidos, serán abreviados”. Profecías del mismo Cristo, en concordancia con las de María y Juan, y que es imposible considerar con imágenes, símbolos, metáforas o de hacernos creer que ya pasaron. El Cristo se encargó de avisarnos cuando las dio: “La Tierra pasará, pero mis palabras no pasarán".


(continuará)


Copyright. Orden de Sión+++

 
USER MENU