Templo Oración

En el Templo de Oración, Luz, Paz y Energía, los hermanos de la Orden del Temple oran para ayudar a todo aquel que lo solicite ante cualquier situación personal y/o colectiva.

Donaciones

Como Organización sin ánimo de lucro y de base religiosa, aceptamos donaciones que puedan hacer que nuestra labor continúe diariamente al servicio del Cristo.
(En muchos países este tipo de donaciones tienen deducciones fiscales).

Información Usuario

IP Address
3.238.116.201
United States United States
Explorador
Unknown Unknown
Sistema Operativo
Unknown Unknown

Su Hora

Música

module by Inspiration
La Iglesia En Cristo (III)
Publicaciones Orden de Sion - Reflexiones Espirituales
Escrito por Orden del Temple   
Jueves, 05 de Julio de 2012 00:00

 

Nosotros, todos los creyentes juntos, TODOS LOS NACIDOS DE NUEVO EN CRISTO, componemos el cuerpo de Cristo. Y que Él es la Única Cabeza.

 

Galatas 3:26-28
“Pues TODOS sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús; porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos. Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.”
TODOS somos, sin ninguna distinción, hijos de Dios POR LA FE en Cristo Jesús y TODOS somos, de nuevo sin ninguna distinción y por la misma fe, miembros del cuerpo de Cristo.

 

Luego parece ser que el requisito para pertenecer a la Iglesia de Cristo es tener fe y creer que Él es el Hijo de Dios, Su Enviado, Cordero que limpia nuestros pecados, creer en Su Evangelio de amor y practicarlo.

 

Desde este momento, la Fuerza Crística se ilumina en ti, al escuchar el deseo sincero y profundo de tu corazón y se produce el Bautismo, un acto invisible, privado e intimo entre el Espíritu Santo y tu corazón, que te ilumina para nacer de nuevo.

 

Este acto no pertenece en exclusiva a ninguna organización terrenal sino sólo a la Cabeza de la Iglesia que es Jesucristo y administra el perdón y el crecimiento a través del Espíritu Santo que le obedece.

 

1 Corintios 12 3. “ Por eso os manifiesto que nadie movido por el Espíritu Santo puede decir: "Maldito sea Jesús" y nadie puede decir: "Jesús es el Señor" si no es movido por el Espíritu.

 

 

Que la iglesia y el cuerpo son UNO y NO MUCHOS es evidente en muchos otros pasajes en la Palabra de Dios.

 

(continuará)

 

Copyright. Orden de Sión

 
USER MENU