Templo Oración

En el Templo de Oración, Luz, Paz y Energía, los hermanos de la Orden del Temple oran para ayudar a todo aquel que lo solicite ante cualquier situación personal y/o colectiva.

Donaciones

Como Organización sin ánimo de lucro y de base religiosa, aceptamos donaciones que puedan hacer que nuestra labor continúe diariamente al servicio del Cristo.
(En muchos países este tipo de donaciones tienen deducciones fiscales).

Información Usuario

IP Address
3.239.11.178
United States United States
Explorador
Unknown Unknown
Sistema Operativo
Unknown Unknown

Su Hora

Música

module by Inspiration
El Quehacer Diario De Un Templario (I)
Publicaciones Orden de Sion - Reflexiones Espirituales
Escrito por María de Aquitania   
Lunes, 07 de Mayo de 2012 00:00

Autor: Hno. A.L.+

Es posible que hayáis tenido la ocasión de leer o escribir ese tipo de artículo, o parecido, como si aquel o aquella que entra en la Orden del Temple, se le entregara una fotocopia de un cuadernillo para que se lo aprendiera y pusiese en práctica, y una vez aprendido ese cuadernillo, llegaba a ser un "templario” con todas las de la ley. Y para subir a los diferentes grados fuera como si cada grado se tratase de un asignatura más fuerte que las demás, y una vez aprobada, ya llegabas a ser un templario, estando en la Orden de pleno derecho y así para la toma de los diferentes grados, y siendo igual para todos,,,????.

Pues hermanos, a lo que a mí se refiere, después de estar en la Orden, (aún no soy de la Orden), de lo anteriormente expuesto, nada de nada….,¿y por qué?.

Por la sencilla razón de que cada uno de nosotros/as, hemos tenido:

- Diferentes vivencias a lo largo de nuestra vida.

- Hemos cosechado unos vicios y virtudes totalmente diferentes, tanto en intensidad como en duración.

- Porque cada uno de nosotros ha realizado obras, unas buenas, otras malas y otras regulares.

- Porque hemos gozado, o no, de una buena o mala educación.

- Hemos vivido en distintas esferas sociales a lo largo de nuestra vida.

- No hemos nacido en el mismo pueblo, o bien hemos emigrado.

-Tenemos diferentes edades.

Y si esos condicionantes no fueran suficientes para forjar nuestra vida, El Padre Celestial, nos ha hecho diferentes…

Y así, en un momento de nuestra vida, con una maleta llena de vivencias, decidimos entrar en la Orden.

La Orden del Temple no pertenece a ninguna religión, pero es religiosa, y como tal Organización, precisa de unas determinadas Normas mínimas de actuación que tiene como faros en su caminar a la Biblia, el Evangelio y como Autoridad máxima nuestra al Padre Celestial, a Jesús el Cristo, a Nª  Sª, Madre Universal y Jefa de la Orden. Pero como no somos dogmáticos, también tomamos enseñanzas de otras religiones o filosofías que nos puedan mejorar nuestra vida espiritual  con nuestro libre albedrío, pero siempre bajo el paraguas del N.N.D., nuestra divisa: (Nada para nosotros Señor…).

Nuestra meta es doble:

1ª.- Preparar el retorno del Cristo en Gloria Solar.

2ª.- Preparar a la Humanidad cuando esa Venida se Produzca.

En cuanto al tiempo que duraremos, será el que fije El Padre Celestial.

Pero hay una cosa que nos diferencia de determinadas confesiones religiosas, y es que somos la MILICIA DEL CRISTO, de Dios en la Tierra, es decir, que somos una Orden que está en continuo combate, y …., ¿contra quien?. Pues hermanos, no tenemos que buscar mucho: EL COMBATE SE LIBRA DENTRO DE NUESTRO INTERIOR, pero su repercusión se deja sentir entre nuestros hermanos, y no solo los de la Orden, pues como nos aclara en la oración “Padre NUESTRO…”. Hemos de acabar con “Nuestro Hombre VIEJO” cargado con su maleta de vivencias a la que ya nos hemos referido y renacer en “Hombre Nuevo”, ya lleno de virtudes, y a esa lucha interior le solemos llamar “DOMINAR NUESTRO PROPIO CABALLO”, que al principio se encuentra tremendamente “encabritado “, debido a la cantidad de malos vicios que en nuestra vida hemos acumulado.

Cada uno de nosotros sabemos que caballos encabritados tenemos en nuestra cuadra y, por tanto, sabemos los que hemos de dominar. Vamos a ver el nombre que podrían tener esos caballos.

Si nosotros, por ejemplo, tomamos los Siete Vicios Capitales y los mezclamos con cualquiera de las actuaciones indicadas en uno de los párrafos de las oraciones de por la mañana, y que son:

Obras

Palabras

Pensamientos

Actos

Que duda cabe que nos daría una infinidad de situaciones, tendríamos una infinita cantidad de nombres para los caballos a dominar. Por ejemplo:

Caballo 1.- Obras hecha con Soberbia

Caballo 2.- Obras hechas con Avaricia

Caballo 3.- Obras hechas con Lujuria.

…………………….

Y así hasta el infinito.

(continuará)

Copyright. Todos los derechos reservados. Orden de Sión

 
USER MENU